Se nos rompió el amor

Carmen y Montse llevan quince años juntas. Se conocieron un verano en Ibiza. Montse, ocho años más joven, ojos verdes, cuerpazo. Bailaba aquella tarde de manera muy sexy en una fiesta al atardecer en Calla Longa. Carmen conquistó a Montse, no había mujer que se le resistiera. 
En octubre, Montse deja su residencia en Barcelona y se traslada a Madrid junto a Carmen. En noviembre empieza a trabajar en una agencia de publicidad. Un año más tarde, se casan. Un ático muy coqueto en la calle San Bartolomé, en Chueca, era el escenario del aquel amor. La pareja perfecta.

Dos años más tarde llega la crisis. Montse se queda sin trabajo. Pero no hay de que preocuparse, Carmen trabaja en una empresa de capital riesgo muy reputada, y aunque tiene una jornada laboral intensa, y trabaja muchos fines de semana, cobra unos incentivos considerables. El dinero no es un problema en casa, a pesar de que Montse se sienta cada vez más sola.

Un fin de semana al mes, van a Barcelona. Carmen hacía un esfuerzo en integrarse, aunque alguna vez no le gustara que se dirigieran a ella en catalán. A principios de 2013, uno de los fines de semana en los que normalmente se marcharían a Barcelona, Carmen le dice a Montse en el último momento:


– Cariño, no me voy a mover de Madrid. Tengo una reunión el lunes a primera hora para intentar vender una empresa que en este momento tenemos en cartera.
Montse se quedó hecha polvo. Carmen, con su actitud, no le dio opción: 
– Vete tú sola, no te preocupes, voy a estar muy liada. 
Montse, muy jodida por la situación se marcha a Barcelona. Ese fin de semana fue el primero de otros tantos que vinieron después. ¿Y Carmen? ¿Cómo se siente? Ella está tranquila, ¿qué problema hay? Considera que habiendo dinero, no hay de que preocuparse, son la pareja perfecta, ¿o no? No se daba cuenta que Montse estaba cada vez más frustrada y sola. El sentimiento de exclusión que experimentaba le hacía sentir muy mal. Sentirse excluido es lo peor que nos puede pasar. Y si quien nos aparta es nuestra pareja, es terrible. 
Ese fue el primer fin de semana en soledad, pero no el último. En uno de los fines de semana en los que Montse se va sola a Barcelona, Donatella, íntima amiga suya, le comenta que en una agencia de publicidad catalana, busca un perfil como el suyo. Montse lo pasó fatal. Por un lado, se volvía loca por coger ese trabajo, por el otro, sabía que si lo aceptaba, podía ser el fin de su matrimonio, la separación definitiva. Esa noche de sábado, después de hablar con Donatella, Montse llama a Carmen y le cuenta lo del trabajo (muy nerviosa, pensando que Carmen se podía enfadar). La respuesta de Carmen fue:

Wow, Montse, me parece genial. Entre semana a penas nos vemos, es una realidad. Esto es una oportunidad para ti, por fin tienes trabajo, acepta la oferta. Eso sí, mira bien las condiciones, y no te vayan a meter gato por liebre, luego te envío un mail para darte pautas de como encarar la negociación del puesto. Además, tengo un dinero ahorrado, podemos comprarnos un apartamento en L’Example y así tenemos dos residencias. Una en Madrid y otra en Barcelona. ¿A que mola?
Montse acepta el trabajo y empieza a vivir la vida que hacía mucho que deseaba tener. Ambas desarrollan sus carreras profesionales en Madrid y Barcelona, e intentan pasar los fines de semana juntas. Montse conoce a Asumpta, una chica de Olot que trabaja en la agencia. Empiezan a intimar más. Uno de los tantos fines de semana en los que Carmen cancela el viaje a Barcelona en el último momento, Montse invita a cenar a Asumpta. Esa noche fue el comienzo de una relación que Montse vive paralela a su matrimonio. Carmen enfrascada en su trabajo no se está dando cuenta que poco a poco ha ido perdiendo a aquella catalana con unos ojos verdes espectaculares y un cuerpo precioso. 
Este verano del 2015, Carmen recibe una llamada de su abogada. Montse le presenta una demanda de divorcio. Carmen no reacciona. No entiende que pasa. No sabe que hacer: 

– Pero si he comprado el piso en L’Eixample para las dos. Además del ático de Chueca… ¿Qué más quiere?
Montse, en este momento, con la autoestima fuerte gracias a Asumpta, le dice a Carmen por medio de su abogada: 

El dinero no lo es todo. Desde que me quedé en paro, estoy muy sola. No has hecho nada por tenerme en cuenta, me has ido perdiendo poco a poco. He necesitado sentirme querida, atención. Todo eso lo perdí contigo, ahora lo he vuelto a encontrar, y no quiero dejar escapar la oportunidad de ser feliz con alguien que me tiene en cuenta. 
El veintisiete de septiembre tienen un primer intento de conciliación, la cosa pinta mal. Montse, dolida por sentirse abandonada durante tanto tiempo, vive ahora ilusionada con Asumpta. Tiene la intención de empezar una nueva vida. Siente por Asumpta la típica pasión con la que comienzan muchas relaciones de pareja. 
Carmen en shock, no reacciona. No se da cuenta, o no quiere reconocer, que ha perdido a Montse por no darle cariño, por no atenderla. Dinero y una posición social no lo es todo. Por ahora sólo le preocupa destacar que se han casado por separación de bienes, y que si Montse de separa, lo pierde todo. Intenta retenerla por el miedo a perder lo material.
Montse no lo ve así:
–  Lo dejé todo por marcharme contigo. Me debes una compensación.
¿En qué terminará todo esto? Da igual, este es un divorcio como otro cualquiera. No tiene mayor interés.

Me planteo, contando esta historia, que Carmen podría ser España y Montse Cataluña. ¿No? Montse ya no quiere a Carmen, de la misma manera que Cataluña ya no quiere a España (o al menos, eso parece). Personalmente, aunque con muchas puntualizaciones, creo que la ficción se parece bastante a la realidad (en lo que a las emociones se refiere).

Me pregunto lo siguiente:


– ¿El pueblo español, que no los políticos, es igual de indiferente a Cataluña, de la misma manera que Carmen con Montse? ¿El pueblo catalán, que no los políticos, se siente ignorado o excluido de la misma manera que Montse? ¿Le importa? ¿Hay arreglo? ¿Realmente ya no nos queremos? ¿Ha terminado lo nuestro? ¿Se nos rompió el amor?

Asumpta, “Junts pel Sí”, ¿podrá dar Montse el amor que ella necesita o es todo un espejismo? Parece que Montse siente que sí (que le puede dar el amor que ella necesita). 

Carmen, mientras, sólo está pensando en la “separación de bienes” y no quiere entender como es posible que Montse haya llegado a esa determinación. 

El daño, creo que ya es muy grande, la fractura enorme. Y estamos todos implicados. En un divorcio fallan los dos, hay dos culpables, no hay víctimas ni verdugos. No nos confundamos en ello.

Y bajo mi punto de vista, hay una cosa muy clara:


– En un divorcio, se empobrecen los dos. Sin duda. Por mucha pasta que haya, pierden -económicamente-, los dos. 

¿En qué quedará todo esto?

un mártir por la casta, Pablo Iglesias, ilusos

La clase política española se ha propuesto destruir a Pablo Iglesias y a Podemos. Por la izquierda y por la derecha. Condenas, todo tipo de acusaciones, incluso de terrorismo. Los dos principales partidos políticos nacionales, acostumbrados a no hacer otra cosa que dar mítines, pegar carteles, tener periodistas que hablan por boca de ellos sobre sus programas electorales (que no ideología) y disfrutar del apoyo de los medios de comunicación (tanto por sus lineas editoriales, como por la manipulación de las noticias); creen que han diseñado una estrategia inteligente para borrar del mapa a Pablo Iglesias y a Podemos. Ilusos, lo que están haciendo es engrandecerlo cada día más. El día que Pablo Iglesias demanda a Aguirre y Eduardo Inda (EL Mundo), por acusarle de apoyar a ETA, consigue en unas horas, más de diecisiete mil euros a través de una campaña por Internet de crowdfunding. 
No estoy ni a favor, ni en contra de Pablo Iglesias, me mantengo a la expectativa. Pero hay tres cosas de todo esto que me están llamando la atención. Todas muy obvias… Primero, la falta de talante, formación, preparación, adaptación a las nuevas tecnologías, y visión de la llamada “Casta” en España. La segunda, comprobar como la clase política hace visible considerar que el poder es suyo, de su propiedad, y está dispuesta a todo por no permitir que nadie se lo arrebate. La tercera es que no darse cuenta del grave error en la estrategia de derribo a Pablo Iglesias, ¿no será mejor ignorarlo? Con la desafeccion entre el pueblo y los políticos que tenemos en España en este momento, es normal que alguien que llega con un mensaje distinto (valido o no), llame la atención. La Casta, más que ignorarlo, hace lo contrario… ¡Ilusos!
Hace un par de semanas, en un programa de una cadena de televisión, los periodistas políticos, acorralaban a Pablo Iglesias con sus interminables juicios. Un reality ideológico. Tremendo. Yo no había visto nada igual en mi vida. Iglesias, con la cara desencajada, se defendía. Podía con ellos. Seguramente se fueron todos ellos a casa satisfechos -incluido Pablo Iglesias-. Todos se despacharon a gusto, creo que él también. Yo vuelvo a repetir:
– Ilusos. Mejor ignorarlo. 
No se dieron cuenta que ese día hicieron de Pablo Iglesias un mártir político. “Un mártir por La Casta”.
Posiblemente, Pablo Iglesias sea el político español mejor formado en política y comunicación. Es Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Licenciado en Derecho (promoción de 2001) y en Ciencias Políticas (con premio extraordinario, en 2004). Obtiene un primer doctorado en 2008. Máster en Humanidades por la Universidad Carlos III (2010). Master of Arts in Communication (2011) por el European Graduate School (Suiza), donde realizó cursos de filosofía de los medios de comunicación y estudió teoría política, cine y psicoanálisis. En fin, un señor formado para saber que, como, cuando, y donde decir; y a quien, con quien, y de quien decirlo. 
Es el político líder en redes sociales, casi 190.000 seguidores en Facebook, Bloguero, y en Twitter, todo un símbolo con casi 500.000 seguidores. Hay que tener en cuenta que en el mes de mayo, durante las elecciones europeas, sus seguidores en Twitter era 350.000. En dos meses 150.000 seguidores más, ¿los habrá conseguido gracias a las campañas en la que La Casta cree que lo está destruyendo? El canal de Podemos en Youtube, tiene vídeos que superan las 260.000 visualizaciones. Los números de Pablo Iglesias y Podemos en Redes Sociales, son un éxito rotundo. 
¿Hace falta que dé más cifras? Creo que no. Los registros de Pablo Iglesias son otros, crowdfunding, redes sociales, estrategia de cominucación off y online. Es muy hábil y maneja bien todos sus canales. 
¿Estamos ante la creación de un monstruo como hizo el doctor Frankenstein? No es justo que haga el símil entre un monstruo y Pablo Iglesias, de ninguna manera. Eso sí, como metáfora puede ser válido. Ahí lo dejo… 

elecciones europeas y #socialmedia

Si por algo ha destacado los resultados de las últimas elecciones al parlamento europeo en España, son los obtenidos por el partido liderado por Pablo Iglesias, Podemos. Este partido, en su primera participación en unas elecciones y después de sólo cuatro meses de vida, consigue 1.245.948 votos, 5 eurodiputados, y se convierte en la cuarta fuerza política nacional. No voy a hacer un análisis político, no me dedico a ello. Aunque me hago varias preguntas. ¿Cómo un partido ha podido llegar hasta ahí? ¿Ha sido por Pablo Iglesias? ¿El ideario del partido? ¿EL programa electoral? ¿Las apariciones de Pablo Iglesias en La Sexta y el apoyo de esta cadena al candidato?
Todo influye, pero hay algo que en lo que Podemos ha innovado, la manera de comunicarse y su participación en Redes Sociales, principalmente en Twitter. Esto vale o tanto o más que lo que se comunica.
En el site http://podemos.info/, hay un enlace sobre las elecciones europeas, lo explican de una manera clara, simple, con un vídeo en su canal de YouTube. Mientras los canales de YouTube de otros partidos políticos, publican vídeos de sus actos electorales, en el de “Podemos” nos encontramos información de su programa, sus objetivos (lo que les diferencia). 
Me ha sorprendido el subdominio crowdfunding.podemos.info. No por la transparencia con la que explican su presupuesto para la campaña, sino por el hecho de hacerlo. Son diferentes en lo que hacen, e innovadores en como lo hacen. Generalmente, las páginas de los partidos políticos son una simple plataforma informativa de los actos electorales de los candidatos a las elecciones (lo mismo que vemos en los medios de comunicación Offline). No generan contenido, sino un bucle, no aportan nada nuevo. Hay extravagancias tan sorprendentes como la página de Izquierda Unida, en la que gran parte de la información que se publica, son los Tweets de su líder Cayo Lara. ¿Para qué quieren en Twitter? ¿Para poder virar contenido a su web? ¿No tienen nada más que contar?

Pablo Iglesias es muy activo en Twitter desde hace tiempo. Twitter es la Red Social que más protagonismo ha tenido en estas Elecciones Europeas. Elena Valenciano abrió cuenta en diciembre de 2013 (ella tuvo perfil anteriormente, pero lo canceló debido a problemas de acoso a su familia en marzo de 2013). Francisco Sosa Wagner de UPyD, abrió cuenta diez días antes. Arias Cañete, unas semanas previas al comienzo de la campaña. La actividad de la misma y como la han trabajado los diferentes líderes, viene dada por la cantidad de followers que han tenido cada uno de ellos en los últimos siete días de la campaña electoral. Pablo Iglesias, es el líder absoluto con 153.000 seguidores. Le siguen Elpidio José Silva con más de 80.000, Ramón Tremosa con 37.000, Vidal Quadras con 23.000 y Elena Valenciano con 15.500. Iglesias destaca sobremanera entre todos. Destacar que los candidatos en Cataluña, son mucho más activos que en el resto de España, los planteamientos soberanistas de los partidos, son muy seguidos en Redes Sociales.
Las nuevas formas de marketing político a través de Internet, pueden suplir la creciente distancia entre los ciudadanos y los políticos. La Social Media ofrece nuevas formas de interrelación de los partidos con los votantes. Pablo Iglesias no sé si ha sido consciente de ello, pero a la vista de los resultados obtenidos, le ha sacado ventaja al resto.
No sólo por tener seguidores se es un líder en redes sociales, pero sí ayuda a la capacidad de poder llegar con una publicación a un mayor número de personas. A esto hay que añadir el “share of voice”, o lo que es lo mismo, en cuantas redes se participa; y el “eco”, como se influencia a los followers a través de una publicación. 

Una vez más destaco la propuesta de valor que es importante que difundamos cada uno de nosotros en la Red. Compartir, pero diferenciarse. Todos tenemos algo que aportar, nuevo, fresco y diferenciador.

“Trabaja las redes sociales con una propuesta de valor, un buen contenido en fondo y forma. Gana volumen, no sólo en seguidores, sino hazte visible en varias Redes sociales. Y no hay que olvidar que la cantidad no lo es todo, sino también la calidad. La diferencia es lo que multiplicará tu participación en la Social Media y en consecuencia, en difundir un mensaje”.
Fuentes

http://www.valenciaplaza.com/