BLOG

Mobile behavioral en España, oportunidad para la digitalización y experiencia de los clientes

Mobile behavioral en España, oportunidad para la digitalización y experiencia de los clientes.

España es el segundo país europeo en el que el acceso a Internet es más caro, justo después de Chipre y antes que Irlanda, y que el 74,4% de los hogares españoles tiene conexión a Internet (en enero de 2.014 no llegaba al 70%). Estos datos no son nuevos. Pero esta semana la “Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares, del Instituto Nacional de Estadística”, revela que el acceso de los españoles a la red por telefonía móvil, supera en este momento al que hacemos a través de un ordenador. Un 67,2% de los hogares accede a la Red a través de su smartphone, frente a un 66,2% por medio del ADSL, y un 20,9% la través de la red de cable o fibra óptica. Además, y a mi juicio esto es lo realmente más importante, el 81,7% de los hogares usa un smartphone para conectarse a Internet, frente al 72,2% que lo hace a través de su portátil o la tablet, y el 53,5% con el ordenador de sobremesa.

Cualquier informe estadístico, como este del Instituto Nacional de Estadística, tiene múltiples interpretaciones, podemos llegar a conclusiones distintas, y hacer diferentes reflexiones. Pero hay algo que sólo tiene una dirección, una interpretación clara, y son las tendencias. En las tendencias podemos detectar las oportunidades para el desarrollo de nuevos negocios o adaptación de los ya existentes.

Para mí, lo más importante de todo esto que que el acceso a Internet con un teléfono móvil, no sólo como dispositivo (device), sino como soporte de conectividad (3G y 4G en la mayoría de las ciudades importantes), va aumentando a ritmos muy importantes. En este momento el comportamiento principal en un usuario de Internet en España es utilizar un smartphone para conectarse, navegar por la red y realizar conversiones en muchos casos.

4g-focus
La cuarta generación de tecnologías de telefonía móvil para las telecomunicaciones

Si hay un electrodoméstico que siempre se ha asociado a la familia es un televisor, se encuentra en el 99,2% de los hogares (su evolución a Smart TV, no lo tenemos en todas las casas). En el 99,1% de los hogares hay un teléfono, fijo o móvil; de los que el 75,4% tiene ambos tipos de terminales, el 2,7% dispone únicamente de teléfono fijo, y el 20,9% tiene exclusivamente teléfono móvil. Conclusión, el segundo gadget más importante en los hogares españoles, ese el el teléfono móvil. En un 96,3% de las familias españolas, hay un teléfono móvil para comunicarse (aunque no todos son smart, ni tienen conexión a Internet, eso sí).

Esta tendencia, empieza a ser visible, en la digitalización de muchos servicios, en diferentes tipos de negocios, con la que se le da la independencia al cliente de realizar su propias transacciones. En la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid, la compañía Iberia facilita el auto check in con o sin tarjeta de embarque ya facturada previamente online, al igual que hace Norwegian Airlines en el aeropuerto Gardemoen de Oslo, Air Berlin opera de la misma manera en el aeropuerto de Frankfurt, y muchísimas aerolíneas en los aeropuertos de innumerables ciudades del mundo.

5284263w1-bergen-airport272

Todo empezó con la tarjeta de embarque, pero ya la impresión de las cintas para el drop off del equipaje es una realidad, y los usuarios están cada vez más familiarizados con la auto gestión de nuestro viaje con la aerolínea.

Entre la tendencia del comportamiento de los consumidores con los dispositivos móviles y como las grandes marcas están generando hábitos que refuerzan dicho comportamiento, hace que los conceptos de digitalización y experiencia del cliente, cada vez estén más unidos. Esto es una gran oportunidad que tenemos que ir aprovechando todos y una realidad.

el sentido común es la clave del éxito

Para emplear el sentido común, hay que tener confianza, confianza en uno mismo y en lo que emprendemos. Es necesario tener vocación de simplificar las cosas y no eternizar procesos. Para actuar con sentido común, hay que tener en cuenta nuestro background, base del conocimiento empírico desarrollado.

El sentido común, muy popularmente conocido como el más común de los sentidos, no es inteligencia. De hecho, muchas personas muy inteligentes no actúan con sentido común. Tampoco es sentido común tener un amplio currículo formativo con innumerables diplomas. No, no es nada de eso. Para emplear el sentido común, hay que tener confianza, confianza en uno mismo y en lo que emprendemos. Es necesario tener vocación de simplificar las cosas y no eternizar procesos. Para actuar con sentido común, hay que tener en cuenta nuestro background, base del conocimiento empírico desarrollado. Según Karl Albrecht, en su libro “The Art and Science of Common Sense“, el sentido común lo define como la inteligencia práctica, “la capacidad mental para hacer frente a los retos y oportunidades de la vida”. Para Karl Albrecht la inteligencia práctica es el perfecto compañero de cualquiera que desee aprender a pensar con mayor claridad y eficacia.

stick_figure_sitting_on_gears_400_wht_8247

En el mundo de la empresa, y en el de los negocios en general, nos encontramos múltiples escenarios. Las multinacionales, tienen la inmensa fortuna de poder reclutar al mejor talento que hay en el mercado, pero no siempre les dejan actuar (con sentido común o sin él). Muchas decisiones necesarias en mercados locales, no se pueden tomar por ser contrarias a planificaciones estratégicas internacionales, ocasionando no sólo la pérdidas de oportunidades en algún caso, sino la frustración de los profesionales que intervienen en dichas decisiones. Hay pymes locales, clientes de estas grandes empresas, que venden sus productos o servicios. En muchos casos, estas multinacionales son su principal proveedor y de quien depende gran parte de su negocio. Este segundo escenario, muchas veces muestra situaciones en las que se practica muy poco el sentido común.

En la cultura de los negocios pequeños y profesionales autónomos -micro empresas-, el marketing, la estrategia y el diseño de planes de acción, es cosa de los grandes. De grandes empresas nacionales o internacionales con grandes marcas con las que lideran el mercado. Esto es un error. El marketing, la estrategia y el diseño de planes de acción debe seguir un procedimiento claro y sencillo, en el que el sentido común sea la metodología a aplicar. Esto que estoy diciendo es obvio, no tiene ninguna ciencia, y por supuesto no estoy descubriendo la pólvora, pero es algo que estamos olvidando. Es importante para el desarrollo de un negocio, tener unos objetivos claros, un presupuesto asumible, un buen foco, e implementarlo todo ello con mucho sentido común. Este mantra yo lo aplico a cualquier escenario de negicios.

Después de muchos años de profesión, de haber tenido la fortuna de haber competido en entornos con gran talento y en diferentes tipo de orgamizaciones, he llegado a la conclusión de que además de cultivar y promover el conocimiento, apostar por la innovación, ir de la mano de la tecnología, estar al tanto de las tendencias, y otros parámetros importantes en el mundo empresarial; hay algo que jamás debemos de olvidar,y mucho menos dejar de aplicar, el sentido común, siendo este, según la visión que quiero trasmitir, si no el pilar principal del éxito, al menos uno de los más importantes.

Sentido_comun1

Ébola, una enfermedad que sólo duele en el primer mundo

Una tragedia nacional, el ébola llega a España, y es la única manera de que la enfermedad se haga visible. Pobre chica contagiada, una auxiliar de enfermería de la sanidad pública de la Comunidad de Madrid, una mujer que a partir de hoy, pierde el anonimato y se convierte en la enferma nacional. Conocemos ya su nombre, todo lo que ha hecho en los ámbitos personal y profesional en los últimos quince días. Se sabe que se ha depilado, que se ha ido de vacaciones a Lugo, que tiene (tenía, porque se ha sacrificado esta tarde) un perro llamado Excalibur, y que vive en pareja con un hombre. Pobre mujer, se convierte en la estrella mediática del momento, tanto en las redes, como en los medios tradicionales. Medios de comunicación de toda clase y de todas las líneas editoriales, se hacen eco de la noticia en primera plana.

Según el doctor Germán Ramírez, de Medicina Interna del Hospital de La Paz, un descuido de la auxiliar de enfermería, en el protocolo de actuación, por tocarse la cara mientras se quitaba el traje especial que tenía que llevar para atender a los enfermos, sin lavarse las manos, puede ser la causa del contagio. El consejero de sanidad de la comunidad de Madrid, Javier Rodríguez dice que la enfermera contagiada “pudo haber mentido” sobre su fiebre…
 Vamos, caso resuelto:
 – La culpa de todo la tiene la pobre auxiliar de enfermería, ahora enferma de Ébola.

Así no hay que depurar ninguna responsabilidad. En cualquier caso, el problema no es este, lo triste de todo esto es que no nos hemos preocupado, y no nos seguimos preocupando por los más de 3.000 muertos que ya se ha cobrado el virus del Ébola en África, extendido en este momento sin control por Liberia (donde sólo este fin de semana han muerto 125 personas), Sierra Leona, Nigeria, Guinea y Senegal. Ahora es distinto, el virus lo tenemos en casa, y claro, no vamos a comparar. ¡Bastaría más! Que pena, que pena y que triste los valores del primer mundo

¿Recaudar fondos o vender?

Estamos llegando a un punto en el que ya que no sé que pensar. La semana pasada recibo una llamada de una ONG muy importante, era una campaña de recaudación de fondos. Hasta ahí todo bien. ¿Donde está el problema? Era un call center quien se ponía en contacto conmigo. A primera vista, esto tampoco es un problema, ¿por qué me indignó la situación? Vean el vídeo y lo entenderán.

un mártir por la casta, Pablo Iglesias, ilusos

La clase política española se ha propuesto destruir a Pablo Iglesias y a Podemos. Por la izquierda y por la derecha. Condenas, todo tipo de acusaciones, incluso de terrorismo. Los dos principales partidos políticos nacionales, acostumbrados a no hacer otra cosa que dar mítines, pegar carteles, tener periodistas que hablan por boca de ellos sobre sus programas electorales (que no ideología) y disfrutar del apoyo de los medios de comunicación (tanto por sus lineas editoriales, como por la manipulación de las noticias); creen que han diseñado una estrategia inteligente para borrar del mapa a Pablo Iglesias y a Podemos. Ilusos, lo que están haciendo es engrandecerlo cada día más. El día que Pablo Iglesias demanda a Aguirre y Eduardo Inda (EL Mundo), por acusarle de apoyar a ETA, consigue en unas horas, más de diecisiete mil euros a través de una campaña por Internet de crowdfunding. 
No estoy ni a favor, ni en contra de Pablo Iglesias, me mantengo a la expectativa. Pero hay tres cosas de todo esto que me están llamando la atención. Todas muy obvias… Primero, la falta de talante, formación, preparación, adaptación a las nuevas tecnologías, y visión de la llamada “Casta” en España. La segunda, comprobar como la clase política hace visible considerar que el poder es suyo, de su propiedad, y está dispuesta a todo por no permitir que nadie se lo arrebate. La tercera es que no darse cuenta del grave error en la estrategia de derribo a Pablo Iglesias, ¿no será mejor ignorarlo? Con la desafeccion entre el pueblo y los políticos que tenemos en España en este momento, es normal que alguien que llega con un mensaje distinto (valido o no), llame la atención. La Casta, más que ignorarlo, hace lo contrario… ¡Ilusos!
Hace un par de semanas, en un programa de una cadena de televisión, los periodistas políticos, acorralaban a Pablo Iglesias con sus interminables juicios. Un reality ideológico. Tremendo. Yo no había visto nada igual en mi vida. Iglesias, con la cara desencajada, se defendía. Podía con ellos. Seguramente se fueron todos ellos a casa satisfechos -incluido Pablo Iglesias-. Todos se despacharon a gusto, creo que él también. Yo vuelvo a repetir:
– Ilusos. Mejor ignorarlo. 
No se dieron cuenta que ese día hicieron de Pablo Iglesias un mártir político. “Un mártir por La Casta”.
Posiblemente, Pablo Iglesias sea el político español mejor formado en política y comunicación. Es Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Licenciado en Derecho (promoción de 2001) y en Ciencias Políticas (con premio extraordinario, en 2004). Obtiene un primer doctorado en 2008. Máster en Humanidades por la Universidad Carlos III (2010). Master of Arts in Communication (2011) por el European Graduate School (Suiza), donde realizó cursos de filosofía de los medios de comunicación y estudió teoría política, cine y psicoanálisis. En fin, un señor formado para saber que, como, cuando, y donde decir; y a quien, con quien, y de quien decirlo. 
Es el político líder en redes sociales, casi 190.000 seguidores en Facebook, Bloguero, y en Twitter, todo un símbolo con casi 500.000 seguidores. Hay que tener en cuenta que en el mes de mayo, durante las elecciones europeas, sus seguidores en Twitter era 350.000. En dos meses 150.000 seguidores más, ¿los habrá conseguido gracias a las campañas en la que La Casta cree que lo está destruyendo? El canal de Podemos en Youtube, tiene vídeos que superan las 260.000 visualizaciones. Los números de Pablo Iglesias y Podemos en Redes Sociales, son un éxito rotundo. 
¿Hace falta que dé más cifras? Creo que no. Los registros de Pablo Iglesias son otros, crowdfunding, redes sociales, estrategia de cominucación off y online. Es muy hábil y maneja bien todos sus canales. 
¿Estamos ante la creación de un monstruo como hizo el doctor Frankenstein? No es justo que haga el símil entre un monstruo y Pablo Iglesias, de ninguna manera. Eso sí, como metáfora puede ser válido. Ahí lo dejo… 

¿genética? ¿ingenio? ¿ganas? ¿pasión? ¿qué es lo más importante para alcanzar logros?

Hasta que el otro día cuando se dio la noticia de su muerte, yo nunca había oído hablar de Olga Kotelko, una encantadora anciana a primera vista, y todo un ejemplo de logros y metas conseguidas. Olga Kotelko tiene más de setecientas medallas de oro en su poder en atletismo, todas ellas ganadas a partir de sus setenta años. Esto último, me parece grandioso. Aunque deportista desde siempre, ella quiso competir a pesar de tener una edad que muchos consideran caduca. De joven jugó al softball y al béisbol. Decidió ponerse unas zapatillas de atletismo en el momento de su jubilación, con setenta años, y a partir de ahí, competir. Su colección de récords, medallas y campeonatos, es impresionante. Hay que tener en cuenta que Olga Kotelko fue objeto de varios estudios genéticos que dieran una explicación a tanto éxito logrado a sus años. La explicación era sencilla, sus células, aunque tuvieran noventa años, biológicamente eran las de una mujer de cincuenta. Sobre ella podemos encontrar muchos artículos, tanto en revistas científicas, como deportivas, y en todos ellas, se habla de este fenómeno natural.
¿Hasta donde los éxitos de Olga son sólo el producto de unos buenos genes? Yo considero que algo influyen, pero no lo es todo. El otro día le comentaba a alguien, que si había algo que me gustaba de su personalidad, era la pasión que ponía en lo que hacía. Esto, le posibilita levantar cabeza cada vez que quiere, y en cierta medida, creo que le otorga el poder de poder elegir la vida que desea en cualquier momento. Si nos vamos al terreno profesional, trabajar con pasión, es una de las fortunas más grandes que puede tener cualquiera y de quienes estén a su lado. La pasión proporciona una entrega, y un entusiasmo, que redunda en una calidad que de otra manera no sería posible. La formación, la inteligencia, los contactos, la experiencia, son factores que ayudan a ser un profesional de éxito, claro que sí, y muchísimas más características que son importantes. Pero el amor por el trabajo o la pasión que se pone en ello, es el combustible necesario para intentar dar lo mejor de cada uno en el desarrollo profesional. Por algo, una de las definiciones del diccionario de la RAE de la palabra pasión es:
– Apetito o afición vehemente a algo.
En el vídeo, Olga habla de una de sus competiciones. Ese día batió dos récords. Sencillo, el amor por lo que hacía le hizo plantearse: 
– Si he llegado hasta aquí, ¿por qué no dar un paso más? 
En el mundo del bussines, en general, vivimos inmersos en una hostilidad de tal calibre, que ha provocado que cada uno de nosotros haya desistido, dejando las pasiones a un lado, y se haya dedicado a intentar sobrevivir desempeñando un trabajo. Cada uno de nosotros en su época de estudiante, por circunstancias varias, no hizo la carrera que quería, la que realmente le apasionaba, y tuvo que emprender otro camino, en muchos casos, no deseado. A lo largo de nuestra vida y en muchos ámbitos, muchos de nosotros hemos dejado de escuchar nuestras pasiones, nuestros deseos. ¿Por qué? Sencillo, los golpes de la vida nos hace perder autoestima y confianza en que si #podemos hacer mucho más de lo que creemos. 
La clave, la confianza, #sisepuede, el método la #pasión, el camino #unomismo. Empecemos por creer en nosotros, escucharnos, y seguro que cada uno encuentra algo en sí mismo que lo posiciona como un ser único, irrepetible, infalible y tremendamente cualitativo. ¿Por qué no lo intentamos? ¡A por ello!
Hace unos meses mi vida se desmoronó, pasé de ser un #triunfador, a un parado más. El otro día me dijeron:
– Norby, el obstáculo es el camino. 
Absolutamente de acuerdo. Aquí estoy escuchándome con atención, poniendo pasión, tomando referentes, incorporando nuevas personas a mi vida, observando oportunidades. En definitiva, eligiendo la vida que quiero vivir. 
Descansa en paz, Olga, gracias por el ejemplo que nos has dado, y gracias por darme la inspiración para escribir esto. No lo olviden, escúchense a ustedes mismos, elijan la vida que quieran vivir, y no la que otros quieren que ustedes vivan. 

hechos históricos y #socialmedia

Todavía recuerdo el Gay Pride de 2005, en la lectura del manifiesto, todos celebrábamos tener en nuestro país una ley con la que dos personas del mismo sexo podían contraer matrimonio. En aquel instante, recuerdo que comentábamos uno de mis mejores amigos y yo:
– “Qué suerte tenemos de estar viviendo un acontecimiento histórico”. 
Aquello iba más allá de la celebración en sí, comentábamos lo trascendental de aquel instante y lo que representaba para la historia de España y de la humanidad. Nuestro país se colocaba a la cabeza mundial en igualación de derechos entre personas del mismo sexo. Y teníamos la posibilidad de poder vivirlo.

Pincha aquí para ver la lectura del manifiesto

Y Si aquel tres de de julio del dos mil cinco, las redes sociales hubieran tenido la dimensión que tenemos en este momento, se hubiera virado, compartido y comentado sobremanera aquello. Parece que no, pero la dimensión de las redes sociales en el dos mil catorce, no tiene nada que ver con la que había en el dos mil cinco. Con más de un millón de personas en aquella manifestación del Orgullo, unas tarifas de datos más accesibles como las actuales, unas redes sociales desarrolladas -Facebook existe desde febrero de dos mil cuatro pero no tuvo una dimensión importante hasta el dos mil siete, momento en el cual se implementan versiones en español, francés y alemán-, además de la accesibilidad a smartphones potentes; no quiero imaginar cuantas fotos, compartidas en Facebook, Instagram, Flipboard, Google +, se hubieran compartido de la lectura de aquel manifiesto. 

Esta mañana me llega un whatssapp a las 10:28 AM. Hacía sólo unos treinta y tres minutos que se había anunciado vía Twitter desde Casa Real que el SM El Rey D. Juan Carlos I, abdicaba en su hijo Felipe de Borbón como futuro rey Felipe VI. En ese momento me dio un  vuelco el corazón, el remitente no es persona de bromas. Entré en elpais.es, no obstante, para estar seguro de la noticia e inmediatamente me puse manos a la obra. 
Lo primero que hice fue hacer una impresión de pantalla de la carta del rey anunciando su abdicación y subí dos post a Instagram, compartiendo con Twitter y Facebook. Entré en Twitter en Casa Real, e hice otra impresión de pantalla del histórico Tweet. Consulté los hashtag, ver el termómetro, que se estaba empezando a hablar. Los más importantes, los más seguidos por ahora son, #ElReyAbdica, #FelipeVI, #ReyJuanCarlos, #IIIRepública, #El Rey, #RajoyALas10YMedia, y #ReydeEspaña. En el más importante, #ElReyAbdica, nos encontramos desde Tweets serios, virando contenido de diversos análisis en medios o blogs, a favor y contra a la monarquía, como de particulares haciendo todo tipo de bromas al respecto… ¿Quien es abdica y como ha llegado a ser rey? ¿A éste cuanto le queda de pensión?
A medida que vaya pasando el tiempo veremos más etiquetas relacionadas con la noticia, sobretodo con respecto a la conveniencia monarquía república en España, ya van cobrando importancia los hashtag #ReferendumYA, #APorLaTerceraRepublica; o también, de otro tipo, por ejemplo, aparece una que se ha denominado #Botswana. Sin entrar en ella, intuyo su contenido.

La abdicación de un Borbón, es una noticia extraordinaria, ¿como se estaba desarrollando en Twitter? A los 41 minutos del anuncio, más de 5.000 retweets, después de casi cuatro horas, se acerca a casi 26.000.

El discurso de abdicación del rey ya está en el canal de Youtube de Casa Real.  
EL anterior Felipe Rey de España que hemos tenido, fue precisamente el primer Borbón de la dinastía, Felipe de Anjou. Reinó como Felipe V entre los años 1700 y 1746 y también abdicó en su hijo, en este caso el Luis I. Entre varias hipótesis, se cree que con la intención de poder acceder al trono de su Francia natal. ¿Cómo se dio a conocer la firma de ese real decreto? ¿Cómo llegó la noticia y cuanto tiempo tardó en llegar hasta el último rincón del reino español? 
Si comparamos ambas abdicaciones, una un diez de enero de mil setecientos veinticuatro, y la otra hoy día dos de junio de dos mil catorce, me entra un nudo en el estómago. Es tan grande la dimensión de internet… Es tan impresionante su democracia… Me emociona tener la posibilidad de experimentar que #Todos difundamos, compartamos, opinemos, y viremos contenido. Y si tenemos en cuenta que estamos hablando de un acontecimiento histórico tan importante como es la abdicación de un rey, lo trascendental del hecho lo hace inconmensurable. 
No cabe duda que lo importante es lo que acontece, pero hoy en día, y gracias a la tecnología, cobra mucha trascendencia además de la inmediatez de la información, la posibilidad de que lo compartamos desde innumerables ópticas.