BLOG

HOMOFOBIA Y LOS MATRIMONIOS GAYS

Ayer, diecisiete de mayo, se celebró el Día Internacional contra la homofobia. Aunque hay muchos miembros del colectivo LGTBI que consideran que ya está casi todo conseguido y que poco queda por lo que luchar, no es así. Sobretodo cuando está oculta la homofobia, sí, oculta, disfrazada de una falsa progresía. Por ejemplo, los que dicen que no les importa las uniones de personas del mismo sexo, pero que la palabra matrimonio, no es la adecuada cuando el casamiento es homosexual (aunque si la unión civil es heterosexual, no les incomoda la palabra matrimonio).

A todos ellos les digo:

  • “Sí”. La unión de personas del mismo sexo se llama matrimonio. Es lo que es, y no unión civil u otra entelequia con la que hay muchos que siguen sin reconocer la igualdad de manera natural.

Se ha hablado mucho en entornos de ideología tradicional que a palabra matrimonio tiene en su contenido un alto componente religioso. Una vez respondí a un concejal de un ayuntamiento canario a este respecto:

  • Doy por bueno que no utilicemos la palabra matrimonio para los casamientos de personas del mismo sexo, por el hecho de ser uniones civiles y no religiosas, pero entonces, ¿se extiende el concepto a las bodas civiles heterosexuales? Lo que no sea en la iglesia no es matrimonio para los heterosexuales tampoco. Iglesia es igual a matrimonio, y el resto unión civil (pero todos). A mí utilizar la palabra matrimonio me da igual, pero sus limitaciones o no, deben ser universales.

wedding-rings-150300_1280

Me dejó atónito ver que me dio la razón, yo creo que lo hizo porque se vio acorralado. Es simple, ¿qué más da utilizar la palabra matrimonio o no? Es lo mismo, lo importante es el derecho civil común. Somos todos iguales en las mismas circunstancias. Eso es la igualdad.

Desde el pasado mes de marzo, se aprueba la ley que autoriza los matrimonios homosexuales en Finlandia, y, de esta manera, ya somos 22 países del mundo, ya sea en todo su territorio nacional o en alguna de sus regiones, los que hemos igualado civilmente las bodas del mismo sexo. En este sentido, como español, nos podemos sentir más que orgullosos de haber sido uno de los primeros países en el mundo en implementar este gran avance social. Sin que nadie lo interprete como un guiño a ningún partido, porque no lo es, estaré eternamente agradecido a José Luis Rodríguez Zapatero por haber llevado esta ley adelante en España, y sobretodo, por haber aguantado como un jabato la presión de la iglesia católica en España a este respecto.

1398367664_158227_1398371010_noticia_normal

Algún día sabremos cual fue el precio que se pagó para que se dejara de tomar las calles todos los fines de semana, miles de familias movilizadas por la Conferencia Episcopal, con el lema de que no se destruyera la familia. Parecía que se venía el mundo abajo. Aquello era tremendo, el Armagedón, para ellos, el matrimonio de personas del mismo sexo era una amenaza a su modelo de familia. ¿Había detrás alguna razón lógica en todo aquello? Ninguna, simplemente que no se acepta todo lo que no es su modelo de familia.

1435075099_139603_1435659343_sumario_normal

Hay quien dijo que la iglesia católica hizo todo aquello con el fin de sacar un rédito económico, yo, de eso, como no tengo pruebas, no voy a decir nada, aunque que curioso ver que Madrid pasa de la noche a la mañana de la movilización católico homofobia todos los fines de semana, a una paz absoluta, no se volvió a hablar de ello. Todavía recuerdo la imagen de María Teresa Fernández de La Vega y José Luis Rodríguez Zapatero en una recepción con el Papa Benedicto XVI. Y… De pronto… Todo quedó en declaraciones discriminatorias de diferentes personalidades de la iglesia católica española, en diferentes momentos, como el el caso del polémico obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla

imagen_15386

Tampoco se puede olvidar, como políticos, la gran influencia al respecto, mi paisano, admirado y querido, Pedro Zerolo, y de Carla Antolelli, actriz, política y reconocida activista de los derechos LGBT.

Como ya he dicho, ya somos 22 países los que hemos igualado derechos homosexuales y heterosexuales. Vamos avanzando:

  • Holanda; Bélgica; España; Canadá (primer país del continente americano en legalizar el matrimonio homosexual); Noruega; Suecia (donde también pueden ser religiosas); Portugal; Islandia; Dinamarca (primer país del mundo en reconocer a las parejas del mismo sexo con una ley de uniones civiles, hasta que en junio de 2012 el Parlamento aprobó una ley que reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo a nivel civil y religioso); Francia; Reino Unido (sólo en Inglaterra Escocia y Gales, pero no en Irlanda del Norte); Luxemburgo (con un primer ministro, Xavier Bettel, como primer jefe de Gobierno europeo casado con otro hombre); Irlanda (primer país en autorizar las bodas homosexuales mediante una ley aprobada en un referéndum); Sudáfrica; Nueva Zelanda (primer país de Asia-Pacífico que aprobó la ley); Argentina (primer país latinoamericano en legalizarlo); Brasil; Uruguay; Estados Unidos y Puerto Rico; México (no en todos los estados), Colombia, y ahora Finlandia.

01

En cualquier caso todavía queda mucho por conseguir. Hay países que permiten uniones civiles de personas del mismo sexo, aunque no los denominan matrimonios, por ejemplo, Alemania, Grecia, Israel, y desde el 11 de mayo, Italia. Me resulta curioso ver en este grupo de países a Alemania, creo que en el fondo, para muchos, sigue habiendo un rechazo en pensar en la igualdad. Una cosa es que como heterosexual algunos consideren que les parece bien que dos personas del mismo sexo se quieran y se puedan unir, y otra cosa es considerar que son iguales homosexuales y heterosexuales ante la ley (con todo lo que ello significa). Si la igualdad, toca al bolsillo, es posible que haya a quien le duela, y mucho, si no, como que un país aparentemente avanzado en lo social, como Alemania, permite uniones civiles, pero no como matrimonios.

Todavía en 78 países, el 40% del total de los miembros de la ONU, seguían teniendo legislaciones que criminalizan las relaciones homosexuales. No estamos hablando de países que no apoyen una ley de matrimonio homosexual, sino de países que penalizan la identidad de género de una persona LGTBI. Que se lo pregunten a Jimena Rico, y su pareja, Shaza Ismail, pareja de chicas que han pasado una odisea huyendo del padre de Shaza, un adinerado egipcio que no aprueba su relación y que las ha perseguido por medio mundo. Por suerte, las tenemos entre nosotros. ¡Bravo!

x1493713698_427590_1493730072_noticia_fotograma.jpg.pagespeed.ic.D9eOn0RBOp

La adopción, un derecho aún pendiente. No está regulado en muchas leyes de matrimonio homosexual en el mundo, la adopción. Cada vez que me encuentro con alguien con el prejuicio de que dos personas del mismo sexo no pueden adoptar hijos, y en consecuencia, no pueden formar una familia, le pregunto:

  • ¿Acaso los heterosexuales han demostrado ser competentes como padres? ¿Cuál es su valor? ¿Qué siempre ha sido así? ¿La familia tradicional heterosexual es el paradigma de la perfección en la educación y desarrollo emocional de un niño?

family-1466262_1280

Con datos de la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA) son menos los países donde se permite a las parejas homosexuales adoptar niños en igualdad de condiciones que las parejas de distinto sexo. La adopción es un derecho a alcanzar. Adoptar, no tanto como un derecho de los padres, sino de los niños. Los niños tienen derecho a tener los mejores padres y la mejor familia. A este respecto, la homosexualidad es tan perfecta, responsable, y adecuada, como la heterosexualidad para ejercer esta paternidad y/o maternidad.

Queda mucha lucha, mucha, por lo que el Gay Pride, es mucho más que carrozas fantásticas en las que nos lo pasamos muy bien. ¡No olvidemos la lucha! ¡Queda mucho por hacer!

ÉTICA, Y MODA

En estos días ha sido viral un vídeo en el que la hija de Amancio Ortega, dueño y fundador del Grupo Inditex, sorprende a su padre a la llegada al centro de trabajo por su ochenta cumpleaños. Un recibimiento especial por parte de todos los empleados, un flashmob con la canción Celebration de Kool & The Gang. Mientras, en las redes… ¡Vaya follón! España dividida. Una parte criticaba al Grupo Inditex la gestión de sus fábricas en India, Bangladesh, China, en donde se sabe que las condiciones de trabajo de sus empleados son de muy dudosa dignidad, produciéndose situaciones de explotación importantes; y la otra parte, reprochaba esas críticas diciendo que los españoles éramos unos envidiosos que no éramos capaces de reconocer que Amancio Ortega era un señor a quien no se le podía más que alabarle como patrón de un proyecto internacional del que todos los españoles nos debíamos sentir más que orgullosos.

Me fui en la búsqueda de código ético del Grupo Inditex a ver que decía. Me dejó muy tranquilo al leer que parte del Código de Conducta y Prácticas Responsables del Grupo Inditex dice textualmente:
          ”… todas las operaciones del Grupo Inditex se desarrollarán bajo un prisma ético y responsable; todas las personas, físicas y jurídicas, que mantengan de forma directa o indirecta cualquier relación laboral, económica, social y/o industrial con el Grupo Inditex, recibirán un trato justo y digno…”

A continuación me fui a comprobar si se cumplía ese código ético. Y vaya… Me encuentro que Investigaciones de ONG’s como “Campaña Ropa Limpia (Clean Clothes Campaign)”, o de organizaciones como el Foro Internacional del Trabajo, que tachan al Grupo Inditex como uno de los fabricantes que está detrás de las explotaciones de seres humanos en fábricas textiles de Camboya, China, Tailandia, Marruecos, etc. Además, tiene denuncias por las condiciones abusivas a sus trabajadoras, y pésimas condiciones laborales en sus talleres de Tánger y Marruecos; en donde se realizan jornadas laborales de 12 horas diarias, humillaciones, por  un sueldo de 200 euros al mes.
Existe una regulación internacional de las condiciones laborales por medio de la OIT, agencia ‘tripartita’ de la ONU, que aglutina a gobiernos, empleadores y trabajadores de 187 países, con la misión de definir y regular las condiciones laborales, formular políticas y generar propuestas de trabajo con el fin de la puesta en marcha de un marco ético para empresas y trabajadores. Clean Clothes Campaign es una ONG holandesa (en España está representada por Setem), muy activa en sus denuncias. Además, existen otras organizaciones como Fashion Revolution que luchan por la transparencia ética en la cadena de producción de la moda, #Quienhizomiropa o #WhomademyClothes son sus lemas en español e inglés con los que etiqueta todas sus publicaciones en redes sociales. Es muy importante que las fuentes de las que obtenemos los datos sean de absoluta fiabilidad, dada la gravedad de las informaciones, y estas organizaciones lo son.    

La internacionalización de las empresas no es sencilla. Una empresa puede montar una sede con fábrica propia (subsidiaria de fabricación), o llegar a acuerdos con fabricantes locales. Gobiernos de países como Camboya cuyas exportaciones textiles representaron más del 76%, ponen una alfombra roja al occidental que quiere invertir en una fábrica, o negociar la producción con un fabricante local. Hay que tener en cuenta que las empresas no siempre fabrican todos los elementos de los que se componen sus productos. Estos dos parámetros, complican la gestión global de la cadena de producción. Este es el entorno en el que se desenvuelve muchas veces una empresa que se internacionaliza. Esta situación provoca que por ejemplo, en 2011, un escándalo salpique a Zara, una de las marcas que posee Amancio Ortega. El Ministerio de Trabajo brasileño liberó a 15 trabajadores bolivianos y peruanos que trabajaban en condiciones denigrantes en dos talleres ilegales en Sao Paulo. Trabajaban hasta 16 horas, y tenían un salario de unos 340 dólares al mes, por debajo del salario mínimo brasileño. Este taller confeccionaba ropa para la empresa AHA, proveedora de Zara. ¿Qué hace el Grupo Inditex? Culpa a AHA y le acusa de haber violado el Código de Conducta de fabricantes (directos o indirectos) colaboradores en la confección de las prendas del Grupo Inditex. Obligó a AHA a compensar económicamente a los empleados y que las condiciones de trabajo fueran mejoradas. Para Inditex, AHA fue quien incumplió las normas éticas por llegar a acuerdos con estos talleres explotadores de seres humanos sin haberles comunicado nada. Se hizo cargo de la multa y cumplió con todas las alegaciones legales producidas por la denuncia. Acto seguido canceló todas sus relaciones comerciales con AHA por el escándalo. Esto es un ejemplo de lo que complica a una multinacional el control de toda la cadena de producción de todos sus productos desde el principio al final. Podemos decir en este caso que Inditex, un proveedor que se llama AHA que fabrica a través de con talleres locales que, a su vez, tienen sus dueños. De estos talleres, a través de AHA, Inditex recibe la ropa, sin haber tratado con ellos). Todo esto, desarrolla cadenas de fabricación que complican el control de un código ético. No es fácil, nada fácil. Con esto no justifico nada, sólo intento explicar como es este entorno. En cualquier caso, debemos exigir a las marcas que trabajen por controlar la cadena de producción, desde el principio hasta el final, con nombre y apellidos de todos los que participan en la elaboración de sus prendas (directa o indirectamente).  

A raíz de este, y otros conflictos, Zara emprende una campaña con la que pretende salir de la “lista sucia” laboral, en la que se encuentran las firmas internacionales denunciadas por dudosas situaciones de los trabajadores que intervienen en la fabricación de sus productos. La campaña, en vigor desde septiembre de 2015, consiste en incluir un código QR en el que viene la información de toda la cadena de producción de la prenda que estamos comprando.

¿Y qué hacemos los consumidores? Independientemente de opiniones, somos los que hacemos pequeña o grande a una empresa a partir de las compras que realizamos de sus productos. Los consumidores, (e incluso muchos pequeños empresarios que tienen puntos de venta en los que las grandes marcas venden sus prendas de ropa), lo que tenemos que hacer es exigir la información necesaria para que estemos seguros que no nos estamos poniendo una camisa a costa del sufrimiento y explotación de una persona que casi no puede ni comer con lo que cobra como salario.

No es la condena a Amancio Ortega lo que nos hace más o menos conscientes de la problemática. Eso no nos lleva a ningún sitio. Con lo que realmente podemos colaborar es con las denuncias públicas de todas las situaciones en las que hemos comprado una prenda y no tenemos ninguna información que nos diga de donde viene. Ahí es donde los consumidores tenemos el poder, el poder de la situación. Ahí es donde podemos hacer realmente daño. Vale ya de seguir foros y enfrentarnos en redes sociales, eso está bien para la visibilidad y levantar conciencias, pero también debemos pasar a la acción. Y la acción consiste en no consumir ropa de ninguna firma que no nos pueda certificar que su ética global sea incuestionable. Esto afecta a todos los mercados y todo tipo de productos, desde la baja, a la media o alta gama. Al mismo tiempo, no está de más, colaborar con las ONG que luchan por las personas que se encuentran en el tercer mundo, hay muchas, con diferentes misiones en muchos lugares.        

Lovemark y las marcas locales

Hace ya catorce años que Kevin Roberts habla por primera vez de lo que es una lovemark. Como concepto no es nuevo, aunque últimamente vuelve a cobrar vigencia. Son varios los ejemplos que tenemos, y muy evidentes, de lovemarks en el mercado. Harley Davidson o Apple son dos claros exponentes (siempre recurrimos a ellos cuando queremos hablar del concepto lovemark). Una lovemark no tiene clientes, sino fans. Wow. ¿Y cómo se consigue eso? Intentaré aclararlo a continuación.

¿Es patrimonio de las grandes marcas ser una lovemark? ¿Una marca pequeña, una pyme, una marca local, puede ser una lovemark? Personalmente opino que sí, creo firmemente que no sólo las grandes corporaciones pueden acceder al desarrollo de estos conceptos. No considero que sea cuestión de presupuesto, sino de “creer” que es posible enamorar a un cliente y construir a partir de ahí relaciones más estrechas.

Si hay algo que tiene una lovemark es historia, y si hay algo que suelen tener en común muchas pequeñas marcas locales, diferenciándose de las marcas grandes, es que muchas iniciaron su biografía con el sueño de un emprendedor. Un hombre o mujer que creyó en un proyecto, en una gran idea que no le dejaba conciliar el sueño y que contaba a todo el que se encontraba por delante.

Una marca local está más cerca de los clientes, y esto es una oportunidad de dotar de valor emocional a sus productos y/o servicios. Esta cercanía da la posibilidad de trabajar otras cuestiones importantes, como la percepción de sí misma a partir de los sentidos. Emoción y sentidos, ¿para qué sirven? Sirven para el desarrollo de buenas experiencias de cliente. ¿Y una buena experiencia, para qué nos sirve? Sin duda para ser recordados. Esto es lo que fideliza y enamora a los clientes, haciendo que tengan ese deseo irresistible de estar en contacto con la marca.

Historia, emoción, y estimular los sentidos, entre otras cosas, son ingredientes de una lovemark. Crear experiencias asociadas a la marca es clave como metodología. Para todo esto es importante el desarrollo de un sistema de inteligencia de cliente con el que obtener toda la información necesaria sobre su comportamiento y de los insights que le influencian. Si no se conoce al cliente, poco se podrá hacer para enamorarlo, ¿o no es bueno saber qué le gusta a nuestra pareja para intentar colmar sus deseos y así perpetuar nuestra relación?

Sensualidad… Cuando éramos adolescentes, muchos de nosotros les quitábamos el perfume a nuestros padres. Yo recuerdo incluso tocar el frasco, sus contornos, su olor… Eso es sensualidad, ¿no puede ser capaz una marca pequeña de conseguirlo? Este es punto más complicado, sin duda, pero no por ello imposible.

Es cierto que las lovemark provocan un deseo irresistible de posesión, de estilo de vida, experiencias únicas, consiguiendo con ello convertirse en insustituibles en la vida de los clientes, o mejor dicho, de sus fans. Todos hemos tenido un ideal, ese amor imposible en el instituto. Un amor inaccesible que durante varios años era nuestro principal anhelo, pero, ¿qué nos pasaba finalmente? Gran parte de las ocasiones terminábamos encontrado ese amor en otra persona, en quien, un día, entre clase y clase, nos fijamos. Esa mirada, la primera conversación, la primera salida del instituto yendo juntos hasta la parada de guagua. El amor inaccesible era sustituido por el real, por el cercano, por el que tenías al lado, ese amor que es capaz de darte lo más importante. Tanto como para poder olvidar al otro amor, al imposible. Como metáfora traída al mundo del marketing, sirve para entender que ese amor de la clase de al lado, es una marca cercana, una marca local, con potencial de ser lovemark, de la misma manera que una marca importante.

Una marca local, gracias a la cercanía, a su accesibilidad, puede trabajar la seducción del cliente. Para verlo claro, he creado una sencilla matriz, las 4 E’s de la seducción de una lovemark local: Esmero (en la oferta), estética (en la exposición), emoción (en la comunicación), y encanto (en el trato y/o servicio).

                              4E de La seducción

Para que una marca se convierta en Lovemark es importante que haga un trabajo de marketing, principalmente de construcción de marca y comunicación. Repito, esto lo puede trabajar una marca pequeña, ¿por qué no intentarlo?

Para el desarrollo de una lovemark es necesario que defina misión, visión y valores. El pasado proporciona una historia que contar, el presente una orientación apasionada al cliente, y el futuro, inspiración y energía para ser cada vez mejor, y para reinventarnos continuamente en aras de dar lo mejor a nuestros clientes, adaptándonos al cambio en todo momento.

No creo que haya planteado nada que no pueda hacer una marca local, no todo es cuestión de presupuesto. Sólo, seguir una metodología, CREER que es posible, ser constante, y definir e implementar un plan de lovemarketing. CREER más que querer. Trabajar por un objetivo claro, ir a por ello. Roma no se hizo en un día, y el amor, tampoco es cosa de un instante. Sería bueno que una marca se plantee cuando tiene a un cliente delante:

– A este cliente lo quiero enamorar

Y enamorarse no es sólo cosa de los grandes.

Propósitos para el 2016

En estos días llega a mis manos este meme casero. Con ingenio y de manera muy sencilla, se muestra algo muy común entre todos nosotros. Vamos posponiendo los propósitos que nos hacemos en la llegada de un nuevo año. Típico. De todos los que nos proponemos, no hacemos ninguno, y así pasamos de año en año. ¿Les suena de algo?

10632600_980076098704602_1874560131935323463_n

Lo normal es que seamos conscientes de que tenemos que hacer algo, que nos vendría bien hacerlo, pero… No rematamos. ¿Por qué? ¿Qué pasa? ¿Realmente queremos o no hacer lo que decimos proponernos? ¿Hasta donde somos conscientes de que eso que nos proponemos es lo mejor para nosotros?

Creo que es importante tener en cuenta los deseos. Sí, deseos. ¿Hasta donde está realmente conectado los propósitos y lo que deseamos? Los ‪deseos no se buscan, están ahí, y muchas veces pasamos de largo sin tenerlos en cuenta. Es bueno conectar con ellos, pero ¿cómo?

Es importante que tengamos en cuenta que por un lado está el ego y por el otro el ‎ser.  ¿Qué es esto? En el ego se encuentran nuestras creencias, la mochila (el pasado), el entorno, educación, pensamientos… ¿Y el ser? ¿Qué es el ser? El ser es el presente, los sentimientos (deseos), la atención a uno mismo, los sentidos. El ser es vivir el presente como auténtica realidad, el pasado ya no existe, y el futuro no es más que una serie de “posibles” que están en nuestra cabeza, pero nada más. El ser es lo que realmente somos y sentimos. El ahora. El aquí.

En ocasiones los ‪‎propósitos se hacen desde el ‪ego, y esto influye en que no avancemos. ¿Qué es lo ideal? ‎Conectar con nuestro ser, ‪‎atendernos, y ser conscientes de que el ego está ahí, sólo eso (no hace falta más). Los deseos están en el ser, atiéndelo, y no pasarás de largo por ellos. Conocer lo que realmente queremos, nos ayudará a responsabilizarnos con el propósito y trazar la hoja de ruta correspondiente. Es importante más que desear, identificar si realmente eso es lo que queremos. A partir de ahí, hacernos propósitos, responsabilizarnos con ello, y trazarnos la hoja de ruta.

¡Feliz año a todos y a por nuestros propósitos!

Se nos rompió el amor

Carmen y Montse llevan quince años juntas. Se conocieron un verano en Ibiza. Montse, ocho años más joven, ojos verdes, cuerpazo. Bailaba aquella tarde de manera muy sexy en una fiesta al atardecer en Calla Longa. Carmen conquistó a Montse, no había mujer que se le resistiera. 
En octubre, Montse deja su residencia en Barcelona y se traslada a Madrid junto a Carmen. En noviembre empieza a trabajar en una agencia de publicidad. Un año más tarde, se casan. Un ático muy coqueto en la calle San Bartolomé, en Chueca, era el escenario del aquel amor. La pareja perfecta.

Dos años más tarde llega la crisis. Montse se queda sin trabajo. Pero no hay de que preocuparse, Carmen trabaja en una empresa de capital riesgo muy reputada, y aunque tiene una jornada laboral intensa, y trabaja muchos fines de semana, cobra unos incentivos considerables. El dinero no es un problema en casa, a pesar de que Montse se sienta cada vez más sola.

Un fin de semana al mes, van a Barcelona. Carmen hacía un esfuerzo en integrarse, aunque alguna vez no le gustara que se dirigieran a ella en catalán. A principios de 2013, uno de los fines de semana en los que normalmente se marcharían a Barcelona, Carmen le dice a Montse en el último momento:


– Cariño, no me voy a mover de Madrid. Tengo una reunión el lunes a primera hora para intentar vender una empresa que en este momento tenemos en cartera.
Montse se quedó hecha polvo. Carmen, con su actitud, no le dio opción: 
– Vete tú sola, no te preocupes, voy a estar muy liada. 
Montse, muy jodida por la situación se marcha a Barcelona. Ese fin de semana fue el primero de otros tantos que vinieron después. ¿Y Carmen? ¿Cómo se siente? Ella está tranquila, ¿qué problema hay? Considera que habiendo dinero, no hay de que preocuparse, son la pareja perfecta, ¿o no? No se daba cuenta que Montse estaba cada vez más frustrada y sola. El sentimiento de exclusión que experimentaba le hacía sentir muy mal. Sentirse excluido es lo peor que nos puede pasar. Y si quien nos aparta es nuestra pareja, es terrible. 
Ese fue el primer fin de semana en soledad, pero no el último. En uno de los fines de semana en los que Montse se va sola a Barcelona, Donatella, íntima amiga suya, le comenta que en una agencia de publicidad catalana, busca un perfil como el suyo. Montse lo pasó fatal. Por un lado, se volvía loca por coger ese trabajo, por el otro, sabía que si lo aceptaba, podía ser el fin de su matrimonio, la separación definitiva. Esa noche de sábado, después de hablar con Donatella, Montse llama a Carmen y le cuenta lo del trabajo (muy nerviosa, pensando que Carmen se podía enfadar). La respuesta de Carmen fue:

Wow, Montse, me parece genial. Entre semana a penas nos vemos, es una realidad. Esto es una oportunidad para ti, por fin tienes trabajo, acepta la oferta. Eso sí, mira bien las condiciones, y no te vayan a meter gato por liebre, luego te envío un mail para darte pautas de como encarar la negociación del puesto. Además, tengo un dinero ahorrado, podemos comprarnos un apartamento en L’Example y así tenemos dos residencias. Una en Madrid y otra en Barcelona. ¿A que mola?
Montse acepta el trabajo y empieza a vivir la vida que hacía mucho que deseaba tener. Ambas desarrollan sus carreras profesionales en Madrid y Barcelona, e intentan pasar los fines de semana juntas. Montse conoce a Asumpta, una chica de Olot que trabaja en la agencia. Empiezan a intimar más. Uno de los tantos fines de semana en los que Carmen cancela el viaje a Barcelona en el último momento, Montse invita a cenar a Asumpta. Esa noche fue el comienzo de una relación que Montse vive paralela a su matrimonio. Carmen enfrascada en su trabajo no se está dando cuenta que poco a poco ha ido perdiendo a aquella catalana con unos ojos verdes espectaculares y un cuerpo precioso. 
Este verano del 2015, Carmen recibe una llamada de su abogada. Montse le presenta una demanda de divorcio. Carmen no reacciona. No entiende que pasa. No sabe que hacer: 

– Pero si he comprado el piso en L’Eixample para las dos. Además del ático de Chueca… ¿Qué más quiere?
Montse, en este momento, con la autoestima fuerte gracias a Asumpta, le dice a Carmen por medio de su abogada: 

El dinero no lo es todo. Desde que me quedé en paro, estoy muy sola. No has hecho nada por tenerme en cuenta, me has ido perdiendo poco a poco. He necesitado sentirme querida, atención. Todo eso lo perdí contigo, ahora lo he vuelto a encontrar, y no quiero dejar escapar la oportunidad de ser feliz con alguien que me tiene en cuenta. 
El veintisiete de septiembre tienen un primer intento de conciliación, la cosa pinta mal. Montse, dolida por sentirse abandonada durante tanto tiempo, vive ahora ilusionada con Asumpta. Tiene la intención de empezar una nueva vida. Siente por Asumpta la típica pasión con la que comienzan muchas relaciones de pareja. 
Carmen en shock, no reacciona. No se da cuenta, o no quiere reconocer, que ha perdido a Montse por no darle cariño, por no atenderla. Dinero y una posición social no lo es todo. Por ahora sólo le preocupa destacar que se han casado por separación de bienes, y que si Montse de separa, lo pierde todo. Intenta retenerla por el miedo a perder lo material.
Montse no lo ve así:
–  Lo dejé todo por marcharme contigo. Me debes una compensación.
¿En qué terminará todo esto? Da igual, este es un divorcio como otro cualquiera. No tiene mayor interés.

Me planteo, contando esta historia, que Carmen podría ser España y Montse Cataluña. ¿No? Montse ya no quiere a Carmen, de la misma manera que Cataluña ya no quiere a España (o al menos, eso parece). Personalmente, aunque con muchas puntualizaciones, creo que la ficción se parece bastante a la realidad (en lo que a las emociones se refiere).

Me pregunto lo siguiente:


– ¿El pueblo español, que no los políticos, es igual de indiferente a Cataluña, de la misma manera que Carmen con Montse? ¿El pueblo catalán, que no los políticos, se siente ignorado o excluido de la misma manera que Montse? ¿Le importa? ¿Hay arreglo? ¿Realmente ya no nos queremos? ¿Ha terminado lo nuestro? ¿Se nos rompió el amor?

Asumpta, “Junts pel Sí”, ¿podrá dar Montse el amor que ella necesita o es todo un espejismo? Parece que Montse siente que sí (que le puede dar el amor que ella necesita). 

Carmen, mientras, sólo está pensando en la “separación de bienes” y no quiere entender como es posible que Montse haya llegado a esa determinación. 

El daño, creo que ya es muy grande, la fractura enorme. Y estamos todos implicados. En un divorcio fallan los dos, hay dos culpables, no hay víctimas ni verdugos. No nos confundamos en ello.

Y bajo mi punto de vista, hay una cosa muy clara:


– En un divorcio, se empobrecen los dos. Sin duda. Por mucha pasta que haya, pierden -económicamente-, los dos. 

¿En qué quedará todo esto?

Soy mujer. ¿Es un delito? A veces lo parece.

Escuchar a Patricia Arquette, ganadora del Óscar a la mejor actriz de reparto por su papel en ‘Boyhood’, en la Gala de Los Premios de La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, su discurso en pos de la igualdad diciendo que también en Hollywood las actrices son peor pagadas que los actores, y unas eufóricas Jennifer Lopez y Meryl Streep aplaudiendo, hace pensar que “esto va en serio”. Muy en serio. 
Ellas son un colectivo no desfavorecido, pero es la prueba de que la humanidad, en sí, misma, ha creado un sistema en el que el hombre lleva el mando, y utiliza los recursos en su favor.
Me quedó claro. El mensaje es sencillo. Y espero que a muchos del resto de los mortales, también. La mujer, en general, en gran parte de las culturas, continentes, religiones, estamentos, etc. Está menospreciada al lado del hombre. 
Tengo una buena amiga que vive en París, y montó hace unos cuantos años una empresa de capital riesgo con dos socios, un italiano y un francés. Se queda embarazada en el 2010. Coincide con la crisis (sí, en Francia también hubo). ¿Y qué pasa? A lo largo de su embarazo sus socios le echan en cara en varios encuentros que (como muchos días ella no pudo acudir a alguna reunión por su situación), pues…
… Menos mal que nosotros estamos sacando esto adelante. 
Todavía recuerdo la conversación con ella. Como lloraba desconsolada y lo culpable que se sentía. Mónica de Oriol lo aclaró cuatro años más tarde: 
– Como una mujer se te quede embarazada. Tenemos un problema. 
Claro, la señora de Oriol hablaba de empleadas. Pero por los ejemplos expuestos, esto no es cosa de capas sociales menos favorecidas. Esto pasa por ser Mujer, ya seas celebrity, trabajadora, empresaria…
Triste que algo tan importante para el desarrollo y la evolución de la humanidad, como es el nacimiento de un niño, y en el que la mujer representa un papel fundamental, sea lo que la estigmatiza. Se utilice para su humillación, menosprecio:
– Estás embarazada, no podemos contar contigo. 
¿Estamos locos? ¡Tienen que nacer niños! Si no hay nuevas generaciones, no tendremos posibilidad de que el sistema se retroalimente. Esto es una locura, y la mujer se lleva la peor parte. 
¿Cuantos de nosotros no conocemos a nuestro alrededor mujeres que no han sido capaces de anunciar en su trabajo que están embarazadas y lo vivan como si fuera un auténtico delito? ¿Cuántas? A mí me faltan dedos (los de las manos y los de los pies). 
La historia de la humanidad es un cúmulo de barbaridades y despropósitos. Tal vez estemos en el más importante, al fin y al cabo, la continuación de la humanidad depende del nacimiento de nuevos niños y niñas, en cambio se actúa como si esto fuera un gran problema. Ser madre es una bendición en todos los sentidos, y no es un delito. ¿Cuando nos alegraremos en vez de condenarlo? Me refiero a nivel laboral, claro. 
Tal vez, haya que reescribir la historia, y que Eva no haya sido creada de una costilla de Adán, sino que él, se hubiera desarrollado a partir de un pecho de  Eva (sí, un pecho, no una costilla). Al fin y al cabo, eran mamíferos, ¿no es así? 
Ah, pero no puede ser, no me acordaba, fue Eva la que metió la pata con la movida de la manzana y la serpiente. Claro, sí, es verdad, es por eso. ¡Mira que soy tonto! Hasta en el Antiguo Testamento, la mujer se llevó la perlita.  

PETRÓLEO EN CANARIAS

Todo lo que hay alrededor de las extracciones es un cúmulo de contradicciones. Por un lado tenemos un gobierno regional al que tenemos que preguntarle, ¿que apuesta ha hecho el gobierno canario por las renovables? Que el gobierno central no lo haga no es ninguna novedad. Pero, ¿y el canario?
Al mismo tiempo, Canarias es la Comunidad Autónoma que encabeza en España el crecimiento de la venta de coches en el 2.013 y en el primer semestre del 2.014. Casi nada. Un 14% creció en el 2.013 y en el 2.014 vamos por encima del +30 % por encima al primer semestre del 2.013 (que ya era por encima del 2.012). 
Nos abanderamos todos del turismo como principal fuente de riqueza en Canarias… Pero, ¿riqueza para quien? Mientras que Canarias tiene unas cifras récord de entrada de turistas, en el sector turístico no se genera puestos de trabajo, Canarias sigue encabezando las cifras de parados de España. Las empresas hoteleras, siguen trabajando con el mismo personal que sobrevivió a los ERE’s del comienzo de la crisis en Europa, cuando la entrada de foráneos a las islas descendía notablemente. Estudios en el sector hablan de un personal que trabaja por encima de un 30% más de su jornada laboral oficial, cobrando menos de lo que cobraba hace cinco años. 
Esta esquizofrenia colectiva y multicefálea en Canarias, hace que no sepamos como encarar todo esto. Cada cual tira para un lado sin saber qué postura realmente está tomando o debería tomar. Una cosa es “estoy contra las prospecciones” y otra es actuar en consecuencia. ¿Cuántos están participando en la movilización ciudadana? Y de los que lo hacen, ¿cómo se acercan a las concentraciones? ¿En transporte público? ¿En bicicleta? ¿A pie?
Hechos estos comentarios, después de hacerme tantas cuestiones, no creo que sea necesario decir más. El problema no es el vertido de petróleo en nuestras aguas, bueno sí, por supuesto que es un gran problema, nos va a perjudicar una barbaridad. Pero no me refiero a eso como problema. Un problema enorme es que un vertido, además del desastre ecológico, va a resentir la entrada de turistas, que busca en nuestra tierra, principalmente playas limpias. Y eso es un problema muy grande, pero no considero todavía que sea lo peor. 
Lo más grave. Lo más triste. Lo más terrible es que el vertido ya lo tenemos encima, un vertido en un escenario (el archipiélago canario) en el que ninguno de los actores que interviene sabe que valores tiene, cuales son sus verdaderos intereses y como canalizarlos, gestionarlos en un plan de acción serio, coherente y sensato. No se puede tener una postura al respecto si no hacemos una valoración de como nos estamos comportando, a quienes hablamos de beneficiar, ¿donde está el beneficio? Y como debemos actuar ante ello.